Aguirre

David

Aguirre

David

Añade aquí tu texto de cabecera

Gema es un proyecto que emocionalmente fue difícil para mi. Soy residente de Coatzacoalcos, lugar conocido por ser una de la ciudades más peligrosas del país. Trabajo con víctimas de nuestra ciudad y su colectivo, Narrativas de la desaparición forzada. La mayoría de las personas que habitamos en esta ciudad tenemos amigos, parientes o personas muy cercanas que hemos sido víctimas de violencia.

Fue muy difícil para mi trabajar con las víctimas de la desparición por que son un mundo de dolor y agonía insoportables. El teatro y el arte es lo único que nos separa a mí y a todo el equipo de todo esto, pues vivimos siempre en un mundo de fantasía y creación que nos ha salvado el alma.

Personalmente, hacer Gema fue una manera de transformar un tema y una realidad terribles en algo bueno y hermoso; mi principal motivo fue poder ayudar de alguna manera a encontrar al papá de Gema y, al mismo tiempo, crear imaginariamente un futuro brillante y colorido para ella a través de un relato audiovisual y títeres.

Durante el proceso, me reuní un par de veces con Raquel para que me contara su historia, ya tenía idea más o menos de qué quería hacer, pues originalmente se trataría de un proyecto teatral de títeres y sombras, sin embargo, conforme pasó el tiempo y por las necesidades de la situación actual, ocasionadas por la pandemia, el curso del proyecto se tornó completamente audiovisual.

Honestamente me fue muy difícil entrevistar a Raquel, pues es muy doloroso todo lo que ella vive y creo que no tengo la preparación para entrevistar a alguien en esta situación, sin embargo, traté de ser lo más cuidadoso y amable posible. A partir de estas entrevistas, trabajé con todo mi equipo en la producción de la historia, primero como texto, luego poco a poco, en un dibujo mal trazado y ya después en un storyboard bien hecho y de mejor calidad, todo esto mientras se producía, con mucho cuidado, el títere de Gema.

Posteriormente, en un viaje a CDMX, en el que participé en el 48 hrs y en unos ejercicios cinematográficos, descubrí que podía crear una nueva forma de narrar el storyboard en la pantalla; después descubrí que podía interactuar con la cámara, storyboard y fondo visual en la pantalla de mi pc. La post-producción fue muy laboriosa pues utilicé muchísimos elementos. Al final se le agregó música original de nuestro grupo de rock “KIM” y del músico Raziel Tamayo, también parte del equipo.

Al final teníamos mucha pena y miedo de hacer la voz de Gema, sin embargo, mi esposa hace la voz de un niño en La suerte Ozu y eso me dio confianza para hacer la voz de Gema. Finalmente, un montón de trabajo de video y de imágenes fue desechado a conciencia de todo el equipo y fue así -ya convencidos- que lanzamos la propuesta. Una vez que terminamos, Raquel nos envió un mensaje de que estaba muy contenta y satisfecha con el resultado y, la verdad, fue lo que nos hizo sentir muy satisfechos.